Semana Santa de Dulzura – Roscos Fritos

roscos fritos tw

¿Cómo va la Semana Santa? ¿Cansados ya? En Aceites Garo, seguimos celebrando nuestra Semana Santa de Dulzura y, para hoy, traemos una receta que seguro todos hemos probado alguna vez, los Roscos Fritos.

Es ese postre que anda siempre por casa en estos días y que a todo el mundo le encanta. Lo mejor de esta receta, es disfrutarlos el mismo día de la elaboración para que esten calentitos pero no pasa nada si nos sobran para otro día.

Como ya tenemos la boca hecha agua ¿para qué esperar más? Sin más dilación, pasamos a meter la manos en la masa.

Ingredientes

  • Ralladura de 1 limón
  • 4 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra GARO
  • 2 Huevos
  • 4 cucharadas de Leche
  • 6 – 8 cucharadas de Azúcar
  • 1 cucharadita de Levadura en polvo
  • 300 gr de Harina de Repostería
  • Aceite de Oliva Virgen Extra GARO para freir

Elaboración

  • Ponemos el Aceite de Oliva Virgen Extra GARO en una sartén y freímos con la corteza de limón. Apartamos del fuego y dejamos enfriar completamente
  • En un cuenco, abrimos los huevos y añadimos el azúcar y la leche. Incorporamos la levadura en polvo y el aceite frío de haber frito la corteza del limón. Batimos bien hasta que los ingredientes estén bien integrados
  • Empezamos a añadir la harina, poco a poco, a cucharadas y se irá formando una masa. Añadimos harina hasta obtener una masa consistente, lisa y maleable.  Resultará aún un poco pegajosa, no demasiado dura. La amasamos encima de una mesa o superficie plana
  • Ponemos a calentar abundante Aceite de Oliva Virgen Extra GARO en una sartén. La temperatura es importante para que se frían bien por dentro y por fuera, quedando dorados y sin quemarse. La temperatura ideal va de 150 a 160 ºC como máximo. Con las palmas de las manos untadas ligeramente de aceite formamos los roscos: tomamos un trocito de masa, hacemos un cilindro y formamos el rosco alrededor del dedo índice. Apretamos bien el cierre para que no se abra durante la cocción
  • Freímos los roscos unos 8-10 minutos dándoles la vuelta de vez en cuando para que se hagan por ambos lados. Sacamos los roscos del aceite y los ponemos a escurrir en un papel de cocina. Dejamos que se enfríen completamente antes de servir

Como nota adicional y para aquellos que sean más golosos, se pueden rebozar por azúcar. Los Roscos Fritos volarán del plato en un pestañeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *