¿Cómo Saber si el Aceite de Oliva Es de Calidad?

falsos-mitos

La mayoría de las cocinas españolas tendrán en sus armarios una botella de Aceite de Oliva Virgen Extra pero, ¿cómo puede saber si es bueno? ¿Si pica es de mayor calidad?

Hay que dejar claro que, como muchos de los alimentos que tomamos, el que el aceite de oliva nos parezca que sea de mejor calidad y sabor dependerá del paladar del consumidor. Es decir, si preferimos un aceite con carácter, aquellos que sean más dulzones no serán valorados de la misma forma. Este gusto, nos hará decantarnos por un tipo de aceite u otro y la marca.

La duda de saber si estamos consumiendo un Aceite de Oliva Virgen Extra, ha provocado que corran falsos mitos y leyendas para comprobar la denominación.

Uno de estos, aprobado por la sabiduría popular, es el examen de la nevera. Y, ¿en qué consiste este experimento? Pues bien, el test consiste en introducir un pequeño vaso con aceite dentro del frigorífico y dejarlo ahí un par de días hasta ver qué ocurre. La leyenda dice que si es de calidad, se vuelve espeso como la mantequilla e, incluso, pueden aparecer pequeñas bolitas blancas.

Ahora bien, esto nada tiene que ver con la denominación del aceite de oliva. Si nos fijamos bien cuando vamos a los supermecados en invierno, sobre todo, en la parte baja de las botellas de aceite tienen un aspecto blanquecino y espeso. Este cambio se debe a las bajas temperaturas y no a la calidad, por lo que la fiabilidad del test es nula.

La única forma de saber que nuestro aceite de oliva es un auténtico virgen extra, es comprobando las opiniones de expertos en la materia y consumir un aceite proveniente de las propias almazaras.

En Aceites GARO, fabricamos nuestro propio Aceite de Oliva Virgen Extra procedente de nuestros mejores cultivos y cuidando cada proceso de la extracción. Nuestra pasión por el mundo del olivo hace que cada día mejoremos.

Conservar el Aceite de Oliva Virgen Extra

conservacion-aceite-oliva

¿Se ha preguntado si el aceite de oliva caduca? ¿Cómo se debe conservar para que no pierda sus propiedades? ¿Las condiciones del clima afectan?

Seguramente, estas cuestiones han pasado por su cabeza algún día al comprar aceite de oliva y, es que, es zumo de las aceitunas sin conservantes ni colorantes. La duración del aceite de oliva es mucho mayor que la de cualquier zumo de frutas pero, esto no quiere decir, que no necesite conservarse en condiciones óptimas.

En Aceites GARO, queremos darte algunas recomendaciones para conservar tu aceite de oliva virgen extra con las mismas cualidades que recien salido de la almazara.

Tiempo de conservación

El tiempo de conservación del aceite de oliva depende de las condiciones climáticas a las que está expuesto y otros factores que la mayoría de los consumidores desconocen como el tipo de aceite o su filtrado.

La conservación depende en gran medida de la cantidad de polifenoles que contiene. Estos son poderosos antioxidantes que protegen a los aceites del paso del tiempo y son responsables del picor tan característico de los picuales. Por tanto, a mayor contenido de polifenoles, más tiempo y mejor se mantendrá las propiedades del aceite de oliva.

La luz, su peor enemigo

Es recomendable tener guardado nuestro aceite de oliva en un lugar oscuro para que no le de la luz directa. Si no es posible, la solución será mantenerlo en recipientes oscuros de vidrio o latón impermeable. Eso si, evitar cualquier envase de hierro.

Los humos y olores lejos

El aceite de oliva debe estar lejos de los humos y vapores ya que le transmitirán sabores y contaminarán el maravilloso aroma de nuestro zumo de aceituna.

El aire, descomposición acelerada

Cierra herméticamente el envase de su aceite de oliva pues el contacto con este apresurará su descomposición. Evita además que queden vacíos durante largos periodos de tiempo.

Calor, su mayor rival

Otro de los grandes adversarios del aceite de oliva es la temperatura. Para mantener intactas sus propiedades, perservalo a una temperatura menor de 22º. En caso de solidificarse, tomará una textura mantecosa y blanquecina que se debe a la cantidad de grasa vegetal que contiene pero su sabor y aroma no variará.

Con estos consejos, el aceite de oliva se conservará durante mucho más tiempo manteniendo sus beneficios como el primer día.

El Olivo y Andalucía – Día de Andalucía

olivo

Si Andalucía tiene una seña de identidad es su intenso mar de olivos. Una tierra pintada de verde que va desde Jaén hasta Cádiz de cuyos campos nace el oro líquido más famoso del mundo. Pero, ¿cuál es su historia?

Cuenta la leyenda que Poseidón, dios de los mares, y Atenea, diosa de la sabiduría y la guerra, estaban enfrentados por el gobierno de la ciudad de Ática. Ante esta disputa, Zeus, el padre de todos los dioses, intervino y ordenó  a un tribunal que eligiese a quien pertenecería dicha ciudad. Éstos dispusieron que los dos dioses deberían crear el elemento más útil para la vida de sus ciudadanos.

Así pues, Poseidón para conquistar al tribunal, empuñó su tridente y lo golpeó contra las rocas originando al caballo. Atenea aferró su lanza, clavándola en el suelo. De ella brotó un árbol majestuoso cuyos frutos eran comestibles. El tribunal, al ver obra tan espléndida, dictaminó que la ciudad sería gobernada por Atenea pasando a llamarse Atenas.

Las civilizaciones siguientes fueron tomando el olivo y sus productos como elementos indispensables de su dieta y vida. Una de ellas fue la romana, quienes alrededor del siglo II, convirtieron a la Bética la principal productora de aceite de oliva. Siglos más tarde, con la llegada de los musulmanes, las técnicas de recolección de aceituna mejoraron, las almazaras se actualizaron y el aceite se impuso como un ingrediente principal para la cocina; conservándose hasta nuestros días.

El olivo, un símbolo de prosperidad, paz y vida. Un árbol que puede vivir más de 1500 años. Una herencia centenaria que ha sido conservada durante siglos por nuestros antepasados. Un estilo de vida del que han vivido y viven miles de familias en nuestra tierra y que marca el sello de identidad de Andalucía.

¿Aceite de Oliva Filtrado o sin Flitrar?

Años atrás no se contaba con suficiente información acerca de este producto, principalmente, en los países no productores y eso alimentaba una cierta desconfianza por la existencia de posibles mezclas. En la actualidad, son infinitos los datos que se ofrecen cada día sobre él. A pesar de ello, nos siguen surgiendo dudas y nos cuestionamos algunas preguntas como: ¿qué es mejor el aceite de oliva virgen extra filtrado o sin filtrar?

Cada vez hay más personas que siente curiosidad por conocer este mundo del aceite de oliva, y es que “el oro líquido”, como llamamos a este producto, junto a sus innumerables beneficios para la salud, forman un imán que atrae cada día a más personas animadas por comenzar a implantar este zumo natural de oliva en su dieta.

diferentes-aspectos-del-aceite-filtrado-y-sin-filtrar

Es más que un aceite de Oliva Virgen Extra Es puro zumo de oliva 100% Natural y sin filtrar.

Una vez producido el aceite existe la opción de filtrarlo o no, pero no se trata de un paso obligatorio. El proceso de filtrado puede realizarse de diferentes maneras y su objetivo es el de eliminar las pequeñas cantidades de micropartículas sólidas de la aceituna (impurezas) y la humedad que puede quedar en el aceite tras todo el proceso, dando como resultado un aceite de aspecto más brillante y limpio. Este paso en el proceso, el del filtrado, es lo que en definitiva proporciona al aceite una presentación comercial impecable, dignificando el producto frente a algunos usos como la fritura y alargando su vida útil con propiedades organolépticas irreprochables.

Ahora bien, vamos a darte algunas razones por las que es más recomendable comprar un aceite de oliva virgen extra filtrado y por lo que pensamos que es mejor que un aceite de oliva virgen extra sin filtrar:

Durabilidad: el aceite de oliva virgen extra, mediante el filtrado, mantiene intactos sus atributos positivos durante más tiempo, ya que las impurezas presentes en el aceite de oliva virgen extra sin filtrar pueden producir fermentaciones que deterioren la calidad del producto de forma acelerada.

El sabor: aunque se asocian los aceites de oliva vírgenes extra sin filtrar a sabores más intensos, en general son el tipo de aceituna, el momento de su recogida y un correcto proceso de elaboración, los que determinan la intensidad del olor y sabor del aceite de oliva virgen extra y no el hecho de ser filtrado o sin filtrar.

100% aceite de oliva virgen extra: en un aceite de oliva virgen extra filtrado, el 100% de lo que contiene el envase es eso, aceite de oliva virgen extra; y en un aceite de oliva virgen extra sin filtrar, además de aceite, hay restos de impurezas procedentes de la aceituna y algo de humedad.

Cata: el aceite de oliva virgen extra sin filtrar es más propenso a la aparición rápida de defectos a nivel organoléptico como puede ser “borras”(sensación característica del aceite de oliva que ha sido recuperada de los lados decantados en depósitos y trujales y en contacto con sus posos de decantación). Además, si no está filtrado, el aceite puede dar sensación de suciedad en boca. Por ello, organolépticamente, el aceite de oliva virgen extra filtrado presenta ventajas con respecto a los no filtrados.

El aspecto: los aceite filtrados presenta un aspecto limpio y brillante; por el contrario, los no filtrados al ser más densos su aspecto es algo turbio. Pero se trata únicamente de una cuestión estética que en ningún caso tiene que ver con la calidad del aceite.

En definitiva, mediante el filtrado se consiguen eliminar los restos de impurezas y humedad sin que el aceite pierda ninguna de sus características físico-químicas, ni organolépticas y, por tanto, el aceite de oliva virgen extra que pasa por este proceso es mucho más estable y se mantiene más tiempo en buenas condiciones.

Este es el estado NATURAL del zumo de las aceitunas, tras su molturación y antes de adquirir el sabor del aceite de oliva virgen extra.
Posee un SABOR FRUTADO y AROMAS ÚNICOS Y DIFERENCIADOS. Se podrá degustar desde Diciembre hasta Marzo. Corresponde a los primeros dias de cosecha (antes del 30 de Noviembre) cuando las aceitunas están verdes en su mayoría.
La temperatura de extracción es de 20º, con lo que se obtiene un rendimiento muy bajo, del 12%, pero una MAYOR CALIDAD.
El proceso de estracción es idéntico al del aceite “Castillo de Tabernas”, que se comercializa habitualmente, aunque el envasado de esta edición limitada se realiza a mano.
Al carecer de filtrado, su color es opaco y de un verde intenso debido a su contenido en micropartículas sólidas en suspensión procedentes de las aceitunas.
La mejor manera de degustarlo es en crudo, en tostadas o acompañado de un buen tomate, unas magnificas anchoas, un sabroso queso o, simplemente, “mojando pan”.

¿Cómo se hace una Cata de Aceite?

Todos hemos tenido oportunidad de experimentar cómo, en función del aceite de oliva que utilicemos para cocinar o para aderezar un plato, el sabor puede variar mucho. Esto depende de factores como la variedad de aceituna con la que se ha elaborado ese aceite, su grado de maduración, el terreno de cultivo… Todo ello hace que cada aceite tenga sus características organolépticas propias. Pero… ¿cómo distinguir unas de otras?

oleo-17 Al igual que ocurre, por ejemplo, en el mundo del vino, en el del aceite existen también catadores profesionales que se dedican a distinguir esas características bajo unas condiciones muy estrictas y controladas (por ejemplo, en las catas profesionales es preciso que los aceites de oliva se encuentren a una temperatura de 28ºC, etc).  A continuación te contamos, de la mano de ‘El Programa Europeo de Promoción de los Aceites de Oliva’ qué factores se tienen en cuenta durante este proceso, sentido a sentido:

LA VISTA
Curiosamente, los catadores profesionales no valoran el color de los aceites de oliva vírgenes porque no es determinante en su calidad. Su tonalidad estará en la gama que va del amarillo verdoso al amarillo pajizo.

EL OLFATO
El olfato sirve para identificar el aroma de los aceites de oliva vírgenes. El oro líquido desprende numerosas sensaciones olfativas: aromas a manzana, hojas, hierba, frutos secos, tomatera… Para que estos aromas se concentren, los catadores utilizan dos trucos: tapar el vaso que utilizan para la cata durante unos segundos o calentar con las manos el recipiente y moverlo ligeramente.

EL GUSTO
El gusto es la etapa en la que se identifican los sabores del aceite de oliva. Como ocurre con el vino, el vocabulario en la degustación de los aceites de oliva vírgenes es muy rico. Las sensaciones en boca pueden ser: afrutadas, amargas o picantes; y de una intensidad ligera, media o intensa.

Las sensaciones positivas que el aceite de oliva virgen extra deja en boca son: afrutadas, limpias, frescas, dulces, almendradas, piñonadas o vegetales.

EL TACTO
El velo del paladar y la lengua son los encargados, a través del tacto, de valorar la estructura y consistencia de los aceites de oliva vírgenes. Puede ser acuosa, fluida, suave y pastosa.

Finalmente, se juzga la armonía global de un aceite teniendo en cuenta todas sus características y se procede a calcular una nota media.

Tipos de Aceite de Oliva

Tipos de aceite de oliva según su calidad y acidez

24671_i_imagen

Aceite de oliva virgen extra ecológico:

Es el mejor de todos, ya que es aceite de oliva extra virgen pero cultivado sin agentes químicos, lo que le da aún mejores cualidades. Su precios es también considerable.

Aceite de oliva virgen extra:

Con un grado de acidez que no puede superar el 0,8º, es producido por métodos únicamente mecánicos.

Aceite de oliva virgen:

También producido únicamente por procedimientos mecánicos, pero cuyo grado de acidez supera los 0,8º del virgen extra, sin llegar a superar los 2º. Esta diferencia de acidez la provoca el estado de la aceituna, recogida más tarde, etc…

Aceite de oliva:

Empezamos con los aceites de oliva de mala calidad. En este caso, es una mezcla de aceite de oliva virgen y refinado. Este último procede de aceites de mala calidad que han sido tratados mediante procedimientos químicos. Se desaconseja su consumo.

Aceite de orujo de oliva:

De los restos de la molturación, filtrado y decantación de la pasta de aceituna, se extrae un tipo de aceite de oliva de baja calidad: el aceite de orujo. No es recomendable para el consumo humano, aunque algunos desaprensivos no dudan en mezclarlo con otros tipos de aceite de oliva de media o calidad alta para ocultarlos.

Un aceite de oliva virgen extra para cada plato

Arbequina:

Son fácilmente reconocibles sus aromas a plátano y manzana, así como su dulzor y fluidez. Muy adecuados para elaborar salsas, mayonesas o vinagretas; macerar platos suaves o masas de repostería. Es una aceituna originaria de Arbeca,en la comarca de Les Garrigues, Cataluña. De tamaño pequeño, pero de recogida muy temprana y de alta productividad. A partir de estas aceitunas, se producen aceites muy suaves, con amargor pero sin picor, con aromas que recuerdan a manzana y almendras. No son aceites demasiado estables, debido a su composición son bastante sensibles a la oxidación.

Cornicabra:

A destacar entre los tipos de aceite de oliva el de aceituna Cornicabra por sus aromas a manzana y frutas fresca y su picor ligero. Adecuados para frituras cortas o salteados o crudo para cebiches y salpicones. Aceituna originaria del oeste de Castilla-La-Mancha y zonas fronterizas de Extremadura, produce un aceite muy aromático y de fuerte sabor.

Hojiblanca:

De los diferentes tipos de aceite de oliva, en los de la aceituna Hojiblanca se reconocerán sus aromas a hierba fresca y almendras. Ideal para elaborar conservas, ensaladas, marinados de carne o pescado azul o emulsiones potentes.

Picual:

Entre los tipos de aceite de oliva son característicos en la aceituna Picual sus aromas a fruta verde, oliva, tomate e higo. Su sabor amargo permite macerados intensos de caza o cualquier plato en crudo. Además, tolera muy bien las altas temperaturas, por lo que es ideal en frituras andaluzas. Variedad europea de olivo (olea europaea). Se cultiva mayoritariamente en España, con cerca de 1 millón de hectáreas, principalmente en regiones como Jaén, Córdoba, Granada y Sevilla. Debe su nombre a la forma de la aceituna que acaba en pico o punta. También se la conoce como nevadillo, lepereño y marteño.

Relación del Aceite de Oliva Virgen Extra y el Deporte

Cuando se hace deporte y algunos esfuerzos, el cuerpo consume oxígeno y libera radicales libres generando el estrés oxidativo que puede dañar las células. Un nutriente que puede luchar contra esto es la vitamina E que se encuentra también presente en el aceite de oliva. También es bueno para el sistema cardiovascular.

Hay alimentos que reponen el cuerpo después de una actividad deportiva, como es el caso del aceite de oliva virgen extra que ofrece energía natural tras el deporte. Una de sus propiedades permite activar y relajar el sistema nervioso tanto antes como después del entrenamiento.

olive oil on wooden table
olive oil on wooden table

Además, el aceite de oliva no sólo se utiliza en su consumo, sino que tiene muchas propiedades externas interesantes. Por ejemplo, es bueno para la dermis y epidermis.

Ya se ha hablado mucho de las bondades de la dieta mediterránea, en la que el aceite de oliva ocupa un papel muy importante siendo principal fuente de grasa natural que sirve también para aderezar platos y freír.

Es importante saber que se debe tener en cuenta las cantidades en el aceite de oliva, ya que aporta 9 kcal/g. Es un alimento muy bueno en su justa medida, pero que no se debe consumir en exceso.

Según la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, para el desayuno español se recomienda: café o infusión, rebanada de pan tostado, aceite de oliva virgen extra, tomate triturado, zumo de naranja natural o fruta, jamón ibérico, miel, lácteos y agua mineral. Este desayuno ayuda a aportar la energía que se requiere para comenzar bien el día.

Mantiene bien el corazón, mantiene bien el cuerpo, previene el estrés oxidativo y repone el cuerpo tras la actividad deportiva. Éstas son las principales razones por las que se recomienda el aceite de oliva para deportistas.

El Aceite de Oliva Virgen Extra y tu Corazón

La Fundación Española del Corazón (FEC) reconoce que la ingesta diaria de aceite de oliva nos ayuda a proteger la salud cardiovascular gracias a su composición en ácidos grasos y por sus componentes antioxidantes, que nos preservan ante la arterioesclerosis y reducen los niveles de colesterol LDL (malo).

Son múltiples las propiedades saludables que, ya desde hace tiempo, se han asociado a los beneficios del aceite de oliva y, en concreto, a la prevención de la arteriosclerosis y la disminución de la presión arterial. “Este zumo de aceituna natural, considerado el oro líquido de nuestra dieta, nos aporta un alto valor nutritivo necesario para seguir una alimentación equilibrada y saludable, esencial para el correcto funcionamiento del motor principal del organismo, nuestro corazón“, destaca el Dr. Leandro Plaza, presidente de la FEC.

El aceite de oliva virgen es un alimento con alto contenido en sustancias antioxidantes y vitaminas que, además, también es rico en otros compuestos naturales como los carotenos y polifenoles, compuestos antioxidantes que ayudan a prevenir la aparición de enfermedades crónicas como, por ejemplo, la enfermedad cardiovascular.

Los polifenoles son sustancias conocidas por su poder antiinflamatorio y antitrombótico que ejercen un efecto cardioprotector ante la arterioesclerosis, un proceso de estrechamiento y endurecimiento de las arterias debido a la perdida natural de elasticidad asociada al trascurso de la edad. La arterioesclerosis es responsable de un gran número de enfermedades cardiovasculares, tales como la angina de pecho, infarto de miocardio, hipertensión arterial y enfermedad vascular periférica. Así, se ha demostrado que los polifenoles ejercen la función de conservar la función endotelial, aportando mayores concentraciones de óxido nítrico que disminuyen el estrés oxidativo y el riesgo isquémico.

El aceite de oliva es también rico en ácido oleico, un tipo de grasa monoinsaturada que ejerce una acción beneficiosa en los vasos sanguíneos, reduciendo los niveles de colesterol LDL (malo) en sangre, a la vez que hace aumentar el colesterol HDL (bueno). Otro beneficio más que hace de este alimento, un jugo saludable. “La sustitución de grasas saturadas por grasas insaturadas en la dieta, contribuye a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo. Tanto el ácido oleico como el ácido omega3 son grasas insaturadas“, explica el Dr. Plaza; quien añade que, “para disminuir el riesgo cardiovascular y en general mejorar la salud, es recomendable volver a las viejas costumbres de la dieta mediterránea y utilizar el aceite de oliva como principal grasa de nuestra dieta“.